El Rey, en Davos: «La lección de Cataluña es la necesidad de preservar el imperio del ley»

La lección aprendida con la crisis separatista de Cataluña es la necesidad de preservar el imperio de la ley como piedra angular de la democracia. Así lo ha reconocido Felipe VI en su estreno este miércoles en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), donde ha hecho una encendida defensa de la unidad de España y del respeto a la Constitución, que, ha insistido, no es un mero “adorno” sino la expresión de la voluntad de los ciudadanos, y por tanto el “pilar” de su “coexistencia democrática”.

El Monarca ha reconocido que tras el 1-0 “hemos visto en Cataluña un intento de socavar las normas básicas de nuestro sistema democrático” y ha recordado nuevamente a los independentistas que cualquier disputa política en España debe resolverse en los márgenes de la Constitución, el Estado de Derecho y el principio de soberanía nacional, que, ha subrayado, pertenece a todos los españoles.

Ante la élite política y económica mundial, el jefe de Estado ha querido dejar claro que Cataluña es “verdaderamente una parte fundamental del alma de España” y de su “identidad diversa” y ha remarcado que el bienestar y el progreso “no se obtiene, ni se encuentra, en el aislamiento o en la división”, sino en “la unidad”.

En su discurso enteramente en inglés en este Foro, el Monarca ha resaltado que hace tiempo que “España abandonó los viejos clichés, estereotipos y leyendas que se le atribuían” y que los españoles se han ganado “su sitio en el siglo XXI”.

También ha hecho hincapie en la recuperación económica de España, gracias a “los esfuerzos compartidos, junto con las políticas económicas y las reformas introducidas” convirtiéndose en “una excelente oportunidad de inversión”. Según ha reconcido don Felipe, “pese a ser un motivo de preocupación en la UE hace muy pocos años, hoy España lidera el crecimiento y está haciendo una contribución positiva a la consolidación y el fortalecimiento de la UE”.

Fuente: El Norte de Castilla