Netflix se ve obligado a retirar uno de los anuncios de 'The end of the f***ing world'

‘The end of the f***ing world', basada en una novela gráfica que describe una historia de amor poco convencional y tan complicada como los propios adolescentes, es la primera serie que ha emitido Netflix en 2018 y que rápidamente se ha ganado el cariño de la audiencia, sobre todo en las redes sociales, aunque no podemos decir lo mismo de un anuncio promocionándola.

‘Amor es besarla aunque quieras matarla', han escrito en una publicación ya eliminada desde la cuenta oficial de Netflix en Latinoamérica, junto a una ilustración donde la protagonista besa al protagonista, mientras él muestra un claro descontento. Cada serie está orientada a un target especial y en el caso de ‘The end of the f***ing world', el marketing elegido ha sido uno más inusual que llame la atención de todos esos adolescentes incomprendidos en busca de algo de complicidad con otro ser humano, según publica el portal Formulatv.

Para dos jóvenes mexicanas dueñas del usuario ‘La correctora', el uso de esa frase ha sido un error garrafal. Desde su Facebook ha subido la imagen corregida, tachando todo y añadiendo interrogaciones al lado de la palabra amor. «Intenta que el público empatice con un adolescente casi adulto, quien habla de matar a su pareja en el más estricto sentido de la palabra», comenta la pareja.

Ante la avalancha de quejas, Netflix Latinoamérica tomó la decisión de retirar la publicación. No obstante, ‘La correctora' ha recordado el contexto en el que se escribió el tuit: «Latinoamérica registra las tasas más altas de femicidios del mundo, una región que es señalada por ser ‘tolerante' ante la violencia contra las mujeres y niñas». Además, han añadido: «La imagen trata de normalizar una violencia que ni siquiera existe del todo en la serie de ficción, pero que sí sufrimos las mujeres en el mundo entero y especialmente en Latinoamérica».

La correctora ha querido dejar claro que, en ningún momento critican la serie, sino la publicidad y la imagen que se vende en la relación de los dos jóvenes.

Fuente: El Norte de Castilla